• ¿Cómo se limpia el cuero?
    Limpiar delicadamente la superficie utilizando algodón o algún otro paño limpio embebido en una solución al 5% de detergente neutro para lana. Eliminar bien cualquier rastro de detergente con un paño húmedo, una vez seco aplicar un protectivo para cuero. Si la superficie en cuero se moja, secarla lo más rápido posible con un paño suave y seco. El cuero puede dañarse utilizando cepillos de nylon u otras fibras sintéticas, solventes como alcohol, nafta o ácidos alcalinos. Evitar el contacto con líquidos oleosos.  
  • ¿Cómo se limpia el revestimiento en piel?
    PIEL
    Para mantener intacto en el tiempo el revestimiento en piel se pueden llevar a cabo con regularidad algunas operaciones de limpieza y mantenimiento. Limpiar regularmente con agua y jabón neutro y aplicar de manera uniforme sobre toda la superficie en piel una crema nutritiva, ya que la crema satura la piel retrasando la absorción de las manchas. No usar trapos de microfibra ya que éstos remueven la grasa y pueden dañar la piel. Aconsejamos usar la crema nutritiva una o dos veces por año (cada vez que la piel se muestra seca). Para eliminar eventuales manchas, hay que utilizar un pañuelo de papel o un paño de algodón. No restregar. Presionar un paño contra la mancha para absorber la grasa y usar un detergente delicado disuelto en el agua para eliminar eventuales halos. 

    PIEL ENCERADA
    Para eliminar eventuales manchas de la piel encerada, hay que usar un paño limpio embebido en una solución de agua al 90% y jabón neutro sin color al 10%. Refregar delicadamente y secar con otro paño suave, seco y limpio. 

    PIEL NOBUK
    Quitar el polvo periódicamente con un paño blanco limpio, seco y no abrasivo. En caso de manchas causadas por sustancias solubles en agua (bebidas, café, té, leche, mermelada): eliminar rápidamente el líquido de la superficie secando con un paño blanco (o papel absorbente) no abrasivo. Sucesivamente, con un paño limpio embebido en agua, refregar delicadamente desde el exterior hacia el interior de la mancha. Secar inmediatamente con un paño limpio. No empapar la superficie de la piel y secar inmediatamente con un paño seco. 

    POTRO
    Para mantener el pelo limpio, cepillarlo de vez en cuando con un cepillo blando siguiendo el sentido del pelo. Para eliminar eventuales manchas usar un paño de algodón embebido en agua y jabón neutro y refregar delicadamente siempre en el sentido del pelo, secar luego con un paño absorbente. 
  • ¿Cómo puedo proteger las superficies de madera?
    Para las partes de madera es suficiente utilizar un paño suave levemente humedecido con agua y sucesivamente secar, siempre con un paño suave seco, para evitar la posible formación de rayas o abrasiones. 

    Para las partes lacadas utilizar un paño suave y detergentes no abrasivos o bien, más sencillamente, un paño de microfibra. En caso de manchas más difíciles se puede utilizar, sólo para los lacados lustrados, alcohol etílico muy diluido. Evitar también aquí el uso de acetona, triecloretileno y amoníaco y el uso de cremas abrasivas o esponjas de acero que rayarían irremediablemente el lacado. 

    Para las partes laminadas utilicen un paño suave y un producto detergente específico o bien, más sencillamente, un paño de microfibra. En caso de suciedades más resistentes, utilicen esponjas, con detergentes líquidos o detergentes para vidrios. Eliminen luego los restos de estos productos con un paño seco para evitar estriados u opacidades. 
  • ¿Cómo se limpian las estructuras de metal?
    Para la limpieza de los metales, pintados o pulidos, no utilicen productos químicos, abrasivos, solventes u otros, ya que se pueden rayar las superficies. Los cromados se pueden limpiar sólo con productos específicos. 
  • ¿Cómo puedo proteger las superficies de mármol?
    El mármol es un material bello que la naturaleza ha creado tanto práctico como funcional. Cada pieza de mármol es única, no existen dos piezas iguales. De todas formas, el mármol requiere un razonable cuidado para protegerlo de las manchas, de la pérdida de color, etc. 
    Muchas personas piensan que el mármol es casi impenetrable. Al contrario, es un tipo de piedra calcárea muy compacta y por lo tanto mucho más porosa de lo que parece. Por lo tanto, está sujeto a mancharse con muchas comidas, líquidos derramados y otros materiales de limpieza, especialmente si son dejados por un largo período de tiempo sobre la superficie. Los líquidos u otras sustancias incluso mínimamente ácidas pueden corroer, decolorar o dañar en algún modo el mármol. Cuando se apoyan vasos sobre las superficies de mármol, es aconsejable utilizar posavasos. El secreto para convivir con cualquier superficie de mármol consiste en cuidarla como se haría con la madera. En síntesis, protegerlo del calor y de materiales que pueden manchar o rayar la superficie. Usar manteles y posavasos y, en caso de derrames, limpiar siempre inmediatamente. 
    Cada fabricante italiano posee su método individual de acabado de las superficies de mármol. Son pintados con tres estratos de poliéster o pulidos con plomo (pulido natural) o con un acabado opaco para el Travertino. Todos estos procesos ayudan a proteger la superficie contra derrames y manchas. 

    El mejor modo para mantener intacto el aspecto de cada superficie de mármol es el siguiente: 
     - si la superficie tiene pequeñas rayas, pasar un papel de lija # 1000 y luego lustrar con una buena cera para autos.
    si su mesa está pulida al natural: 
    - renovar periódicamente su brillo con un estrato de líquido anti-mancha suministrado por nosotros. La superficie puede ser lustrada también con una piel de gamuza y cera para autos en pasta o líquida.
  • ¿Cómo se limpia el revestimiento en tejido?
    De vez en cuando es aconsejable cepillar el revestimiento en tejido con un cepillo blando. Para el lavado, el secado y el planchado les aconsejamos seguir estrictamente las indicaciones de mantenimiento tal como se ilustra en nuestro muestrario. En caso de manchas, hay que evitar el uso de productos químicos, solventes, u otros, y el producto debe ser llevado exclusivamente a un laboratorio de limpieza cualificado.